Matronatación

[vc_column width=”1/2″ el_position=”first”] [vc_column_text width=”1/1″ el_position=”first last”]

“El deporte por excelencia para una embarazada es la natación”.

La capacidad de flotación e ingravidez que proporciona el líquido elemento favorecen la libertad de movimientos, de forma que la futura madre puede adoptar posturas incómodas e imposibles de realizar en tierra firme. Por otro, la columna y las articulaciones se distienden y se alivia el peso adicional que sufren fuera del agua. Por lo tanto, este ejercicio facilita la movilidad y aumenta la flexibilidad dada la disminución del efecto de la fuerza de gravedad. Además, la presión del agua reduce el riesgo de lesiones tanto en la madre como en el bebé por traumatismos o movimientos bruscos, ya que impide sobrepasar los límites.

[/vc_column_text] [vc_column_text width=”1/1″ el_position=”first last”]

En cuanto a la resistencia hidrodinámica, permite trabajar la fuerza, con lo que se tonifican los músculos que más sufren durante el embarazo y se “entrenan” los que intervienen en el parto. “Por si esto fuera poco, esta modalidad de ejercicio activa la circulación sanguínea, lo que, junto con el efecto masaje, ayuda a prevenir las varices, la hinchazón de los tobillos, calambres y garantiza una mejor oxigenación”, explica Cristina Prieto. Según esta especialista, “el sistema respiratorio trabaja a mayor intensidad (facilitando la ventilación pulmonar) y la resistencia cardiorrespiratoria aumenta a través de ejercicios sostenidos o de carácter aeróbico. Todos estos beneficios físicos también favorecen una actitud psicológica más positiva ya que, la libertad de movimientos, la relación con otras mujeres en el mismo estado o el placer de la actividad fomentan la relajación”.

[/vc_column_text] [/vc_column] [vc_column width=”1/2″ el_position=”last”] [vc_gallery type=”flexslider_slide” interval=”5″ onclick=”link_image” img_size=”435×300″ images=”201,200″ width=”1/1″ el_position=”first last”] [vc_column_text width=”1/1″ el_position=”first last”]

Estos son algunos de los beneficios que te proporciona esta actividad:

  • La sensación de liviandad permite que tus articulaciones se liberen
  • La posición horizontal facilita una mejor distribución del peso del cuerpo sin sobrecargar una zona en particular.
  • Al ser una actividad aeróbica mejora el sistema cardiorespiratorio.
  • Proporciona tonicidad a los músculos, ejercitando los brazos, espalda, zona abdominal y piernas, por lo que se la considera una actividad completa.
  • Contribuye a relajar las zonas más sobrecargadas durante el embarazo; son comunes los dolores de cintura provocados por la redistribución del peso del cuerpo y la “típica mala postura de la mujer embarazada”.
  • Ayuda a controlar tu peso, a sentirte ágil y activa.

[/vc_column_text] [/vc_column] [vc_column width=”1/1″ el_position=”first last”] [vc_teaser_grid title=”Últimas noticias” grid_columns_count=”3″ grid_teasers_count=”3″ grid_template=”grid” grid_layout=”thumbnail_title” grid_thumb_height=”150″ grid_posttypes=”post” orderby=”date” order=”desc” text_count=”150″ link_text=”View all article” width=”1/1″ el_position=”first last”] [/vc_column]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *